De La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Todos los derechos están reservados.

Injertos y sustitutos óseos para el tratamiento de la fractura distal del radio en adultos (Revisión Cochrane traducida)

Handoll HHG, Watts AC

Leer el texto completo
Ver y/o enviar comentarios
Novedades en este número
Buscar los resúmenes
Visualizar lista alfabética de títulos

Fecha de la modificación significativa más reciente: 14 de febrero de 2008. Las revisiones Cochrane se revisan regularmente y se actualizan si es necesario.

RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Injertos y sustitutos óseos para el tratamiento de la fractura distal del radio en adultos

Una "fractura de muñeca" (a partir de una fractura en la zona distal de los dos huesos del antebrazo) es por lo general consecuencia de una caída sobre una mano extendida en adultos mayores y de un traumatismo de alto impacto, como un accidente de tránsito en la vía pública, en adultos jóvenes. La cirugía puede considerarse para fracturas gravemente desplazadas. El tratamiento quirúrgico puede incluir la implantación de materiales del armazón óseo (sustitutos e injertos óseos) en los defectos óseos que pueden afectar la estabilidad de los fragmentos de la fractura después de que hayan sido reubicados en su lugar.

Esta revisión consideró las pruebas de los ensayos controlados aleatorios que evaluaban el uso del armazón óseo.

Diez ensayos muy diferentes que incluían 874 adultos con fracturas generalmente inestables se agruparon en seis comparaciones. Ningún ensayo utilizó un mejor método de práctica para prevenir el sesgo de selección.

Cuatro ensayos (239 participantes) hallaron que la implantación del armazón óseo (injerto óseo autógeno [del paciente] [un ensayo]; Norian SRS: un sustituto óseo [dos ensayos]; cemento de metilmetacrilato [un ensayo]) mejoraba los resultados anatómicos en comparación con el yeso solo; y dos hallaron que mejoraba la función. Las complicaciones informadas del armazón óseo fueron un malestar transitorio causado por los depósitos de Norian SRS en la parte externa del hueso. Un depósito requirió la extracción quirúrgica.

Un ensayo (323 participantes) que comparaba Norian SRS versus yeso o fijación externa no halló diferencias en los resultados funcionales o anatómicos a un año. Los depósitos externos de cemento óseo y la infección de la trayectoria del clavo fueron las únicas diferencias significativas entre los dos grupos.

Un ensayo (48 participantes) halló que el injerto óseo autógeno (del paciente) en el contexto de la fijación externa no modificó significativamente el resultado. Hubo una complicación grave en el sitio donante.

Un ensayo (21 participantes) encontró indicios de peores resultados con cemento óseo comparado con el enclavado percutáneo (a través de la piel).

Tres ensayos (180 participantes) hallaron que el armazón óseo (injerto óseo autógeno [un ensayo]; Norian SRS [un ensayo]; cemento de metilmetacrilato (un ensayo]) no daba diferencias significativas en los resultados funcionales, pero también encontraron indicios de mejores resultados anatómicos en comparación con la fijación externa. La mayoría de las complicaciones informadas se asociaron con la fijación externa; los depósitos de Norian SRS en la parte externa del hueso ocurrieron en un ensayo.

Un ensayo (93 participantes tratados con fijación de placas) que comparaba el material óseo alogénico (de otras personas) versus el injerto óseo autógeno halló que la función de la muñeca mejoraba levemente para el grupo de autoinjerto, pero también un exceso de complicaciones en relación con la extracción del injerto.

La revisión concluyó que si bien el armazón óseo puede mejorar el resultado anatómico en comparación con la inmovilización con yeso sola, no existen pruebas suficientes para establecer conclusiones sobre la función y la seguridad; o sobre el resultado para otras comparaciones.



RESUMEN

Antecedentes:

El tratamiento quirúrgico de las fracturas distales del radio puede incluir la implantación de materiales del armazón óseo (injertos y sustitutos óseos) en los defectos óseos que surgen con frecuencia después de la reducción de las fracturas.

Objectivos:

Examinar las pruebas de los ensayos controlados aleatorios que evaluaban la implantación de los materiales del armazón óseo para el tratamiento de las fracturas distales del radio en adultos.

Estrategia de búsqueda:

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (junio de 2007), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, EMBASE y otras bases de datos, resúmenes de congresos y listas de referencias. No se aplicó ninguna restricción en cuanto al idioma.

Criterios de selección:

Ensayos clínicos controlados aleatorios o cuasialeatorios que evaluaban el uso del armazón óseo para el tratamiento de la fractura distal del radio en adultos.

Recopilación y análisis de datos:

Dos personas seleccionaron de forma independiente los estudios y realizaron la evaluación y la extracción de datos.

Resultados principales:

Diez ensayos heterogéneos que incluían 874 adultos con fracturas generalmente inestables se agruparon en seis comparaciones. Ningún ensayo presentó ocultación de la asignación.

Cuatro ensayos (239 participantes) hallaron que la implantación del armazón óseo (injerto óseo autógeno [un ensayo]; Norian SRS: un sustituto óseo [dos ensayos]; cemento de metilmetacrilato [un ensayo]) mejoraba los resultados anatómicos en comparación con el yeso solo; y dos hallaron que mejoraba la función. Las complicaciones informadas del armazón óseo fueron un malestar transitorio causado por los depósitos extraóseos de Norian SRS; con la extracción quirúrgica de un depósito intraarticular.

Un ensayo (323 participantes) que comparaba el sustituto óseo (Norian SRS) versus el yeso o la fijación externa no halló diferencias en los resultados funcionales o anatómicos a un año. Las complicaciones estadísticamente significativas en los grupos respectivos fueron los depósitos extraóseos de Norian SRS y la infección de la trayectoria del clavo.

Un ensayo (48 participantes con fijación externa) halló que el injerto óseo autógeno no modificó significativamente el resultado. Hubo una complicación grave en el sitio donante.

Un ensayo (21 participantes) encontró indicios de peores resultados para el cemento óseo de hidroxiapatita comparado con el enclavado intrafocal de Kapandji.

Tres ensayos (180 participantes) hallaron que el armazón óseo (injerto óseo autógeno [un ensayo]; Norian SRS [un ensayo]; cemento de metilmetacrilato (un ensayo]) no daba diferencias significativas en los resultados funcionales, pero también encontraron indicios de mejores resultados anatómicos en comparación con la fijación externa. La mayoría de las complicaciones informadas se asociaron con la fijación externa; los depósitos extraóseos de Norian SRS ocurrieron en un ensayo.

Un ensayo (93 participantes con fijación de placas dorsales) halló que los autoinjertos mejoraban levemente la función de la muñeca en comparación con el material óseo alogénico, pero con un exceso de complicaciones en los sitios donantes.

Conclusiones de los revisores:

El armazón óseo puede mejorar el resultado anatómico en comparación con el yeso solo, pero no existen pruebas suficientes para establecer conclusiones sobre el resultado funcional y la seguridad; o para otras comparaciones.

Esta revisión debería citarse como: Handoll HHG, Watts AC. Injertos y sustitutos óseos para el tratamiento de la fractura distal del radio en adultos (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, Issue . Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).



Éste es el resumen de una revisión Cochrane traducida. La Colaboración Cochrane prepara y actualiza estas revisiones sistemáticas. El texto completo de la revisión traducida se publica en La Biblioteca Cochrane Plus (ISSN 1745-9990).

El Centro Cochrane Iberoamericano traducen, Infoglobal Suport edita, y Update Software Ltd publica La Biblioteca Cochrane Plus.