De La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Todos los derechos están reservados.

Tratamiento quirúrgico del prolapso de órganos pélvicos en mujeres (Revisión Cochrane traducida)

Maher C, Baessler K, Glazener CMA, Adams EJ, Hagen S

Leer el texto completo
Ver y/o enviar comentarios
Novedades en este número
Buscar los resúmenes
Visualizar lista alfabética de títulos

Fecha de la modificación significativa más reciente: 17 de abril de 2007. Las revisiones Cochrane se revisan regularmente y se actualizan si es necesario.

RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Tratamiento quirúrgico del prolapso de órganos pélvicos en mujeres

Los órganos pélvicos, como el útero, la vejiga o el intestino, pueden proyectarse hacia la vagina debido a la debilidad en los tejidos que normalmente los sostienen. Los síntomas varían, según el tipo de prolapso, e incluyen trastornos vesicales, intestinales y sexuales, dolor y sensación de prolapso. Los tipos de cirugías también varían, según el tipo de prolapso y los síntomas asociados. La repercusión de la cirugía para el prolapso de órganos pélvicos en la función intestinal, vesical y sexual puede ser impredecible y puede empeorar los síntomas, o causar nuevos síntomas como la pérdida de orina o problemas durante el coito. La revisión encontró 22 ensayos entre 2368 mujeres con varios tipos de prolapso. Los ensayos mostraron que la colpopexia sacra abdominal puede resultar mejor que la colpopexia sacroespinal vaginal para el prolapso uterino o de la bóveda. Las pruebas limitadas sugieren que la intervención quirúrgica vaginal puede resultar mejor que la cirugía transanal para el prolapso de la pared vaginal posterior. Sin embargo, no hubo pruebas suficientes sobre la mayoría de los tipos de cirugía comunes para el prolapso ni acerca del uso de mallas o injertos en la cirugía para el prolapso vaginal.



RESUMEN

Antecedentes:

El prolapso de órganos pélvicos puede ocurrir en hasta el 50% de las mujeres que tuvieron hijos. Una variedad de síntomas urinarios, intestinales y sexuales pueden asociarse con el prolapso.

Objectivos:

Determinar los efectos de las diferentes cirugías para el tratamiento del prolapso de órganos pélvicos.

Estrategia de búsqueda:

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado de ensayos del Grupo Cochrane de Incontinencia (Cochrane Incontinence Group) (búsqueda 3 mayo 2006) y en las listas de referencias de artículos relevantes. Además, se estableció contacto con los investigadores del tema.

Criterios de selección:

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que incluían operaciones quirúrgicas para el prolapso de órganos pélvicos.

Recopilación y análisis de datos:

Dos revisores, de manera independiente evaluaron los ensayos y extrajeron los datos. Se estableció contacto con seis investigadores para obtener información adicional, y sólo cinco respondieron.

Resultados principales:

Se identificaron 22 ensayos controlados aleatorios que evaluaron a 2368 mujeres.

La colpopexia sacroabdominal resultó mejor que la colpopexia sacroespinal vaginal en cuanto a una tasa inferior de prolapso recurrente de la bóveda (RR 0,23; IC del 95%: 0,07 a 0,77) y menos dispareunia (RR 0,39; IC del 95%: 0,18 a 0,86), pero la tendencia hacia una tasa inferior para una nueva operación del prolapso, posterior a la colpopexia sacroabdominal, no resultó estadísticamente significativa (RR 0,46; IC del 95%: 0,19 a 1,11). Sin embargo, la colpopexia sacroespinal vaginal resultó de menor costo y más rápida de realizar, y las mujeres experimentaron un rápido retorno a las actividades de la vida diaria. Los datos eran insuficientes para evaluar otros resultados clínicos y eventos adversos. Los tres ensayos que contribuyen a esta comparación fueron clínicamente heterogéneos.

Para el prolapso de la pared vaginal anterior, la reparación anterior estándar se asoció con más cistocele recurrente que cuando se la complementaba con una cubierta de malla de poliglactina (RR 1,39; IC del 95%: 1,02 a 1,90), o injerto de piel de cerdo (RR 2,72; IC del 95%: 1,20 a 6,14), pero los datos sobre la morbilidad y otros resultados clínicos eran insuficientes como para realizar comparaciones confiables.

Para el prolapso de la pared vaginal posterior, el abordaje vaginal se asoció con una tasa inferior de rectocele recurrente o enterocele comparado con el abordaje transanal (RR 0,24; IC del 95%: 0,09 a 0,64), aunque había una mayor hemorragia y un mayor uso de narcóticos postoperatorios. Sin embargo, los datos sobre el efecto de la cirugía en los síntomas intestinales y del uso de la cubierta de malla de poliglactina en el riesgo de rectocele recurrente eran insuficientes para el metanálisis.

El metanálisis sobre el impacto de la cirugía para el prolapso de órganos pélvicos sobre los problemas de continencia resultó limitado y no concluyente, aunque cerca del 10% de las mujeres desarrollaron nuevos síntomas urinarios luego de la cirugía. Aunque el agregado de la malla vaginal sin tensión a la plicatura de las fascias endopélvicas (RR 5,5; IC del 95%: 1,36 a 22,32) y la colposuspensión de Burch a la colpopexia sacroabdominal (RR 2,13; IC del 95%: 1,39 a 3,24) mostraron un menor riesgo de que las pacientes presenten incontinencia urinaria por esfuerzo posoperatoria, aún deben evaluarse otros resultados, especialmente los económicos.

Conclusiones de los revisores:

La colpopexia sacroabdominal se asocia con una tasa inferior de prolapso de la bóveda recurrente y de dispareunia comparada con la colpopexia sacroespinal vaginal. Estos beneficios deben equilibrarse contra un tiempo de cirugía más largo, un tiempo más largo hasta el retorno a las actividades de la vida diaria y un mayor costo del abordaje abdominal. El uso de una cubierta de malla de poliglactina o de injertos en el momento de la reparación de la pared vaginal anterior puede reducir el riesgo del cistocele recurrente. La reparación de la pared vaginal posterior puede resultar mejor que la reparación transanal en el tratamiento de rectocele en cuanto a la recurrencia del prolapso. El agregado de un procedimiento para la continencia a una operación para reparar el prolapso puede reducir la incidencia de la incontinencia urinaria posoperatoria pero este beneficio debe equilibrarse con las posibles diferencias en los costos y los efectos adversos. Se necesitan con urgencia ensayos clínicos controlados aleatorios con un adecuado poder estadístico.

Esta revisión debería citarse como: Maher C, Baessler K, Glazener CMA, Adams EJ, Hagen S. Tratamiento quirúrgico del prolapso de órganos pélvicos en mujeres (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, Issue . Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).



Éste es el resumen de una revisión Cochrane traducida. La Colaboración Cochrane prepara y actualiza estas revisiones sistemáticas. El texto completo de la revisión traducida se publica en La Biblioteca Cochrane Plus (ISSN 1745-9990).

El Centro Cochrane Iberoamericano traducen, Infoglobal Suport edita, y Update Software Ltd publica La Biblioteca Cochrane Plus.