De La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Todos los derechos están reservados.

Intervenciones para las sobredosis de paracetamol (acetaminofeno) (Revisión Cochrane traducida)

Brok J, Buckley N, Gluud C

Leer el texto completo
Ver y/o enviar comentarios
Novedades en este número
Buscar los resúmenes
Visualizar lista alfabética de títulos

Fecha de la modificación significativa más reciente: 22 de febrero de 2006. Las revisiones Cochrane se revisan regularmente y se actualizan si es necesario.

RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Las pruebas sobre las intervenciones para los pacientes con sobredosis de paracetamol (acetaminofeno) son débiles

La intoxicación con paracetamol (acetaminofeno) es una causa frecuente de daño hepático. Las pruebas para todas las intervenciones de sobredosis de paracetamol son débiles. El carbón activado, el lavado gástrico y la ipecacuana pueden reducir la absorción de paracetamol si se comienzan a administrar dentro de las primeras dos horas posteriores a la ingesta de paracetamol, pero el beneficio clínico es incierto. De estas intervenciones, el carbón activado parece ser la mejor opción si el paciente cumple. La N-acetilcisteína parece ser superior a ninguna intervención y a otros antídotos (dimercaprol, cisteamina) y se debe administrar a los pacientes con riesgo significativo de daño hepático. Sin embargo, la superioridad de la N-acetilcisteína en relación con la metionina es incierta. El trasplante hepático presenta un beneficio claro para los pacientes con insuficiencia hepática irreversible. Sin embargo, es difícil identificar con tiempo a dichos pacientes y no se informaron los resultados a largo plazo en este grupo de pacientes. Otras intervenciones no han mostrado beneficios clínicos para la sobredosis de paracetamol.



RESUMEN

Antecedentes:

La intoxicación con paracetamol (acetaminofeno) es una causa frecuente de hepatotoxicidad en el mundo occidental. Las intervenciones para la intoxicación con paracetamol incluyen la inhibición de la absorción, la eliminación del sistema vascular, los antídotos y el trasplante hepático.

Objectivos:

Evaluar los beneficios y los daños de las intervenciones para la sobredosis de paracetamol.

Estrategia de búsqueda:

Se identificaron ensayos mediante bases de datos electrónicas, búsquedas manuales en bibliografía y revistas, autores de ensayos y compañías farmacéuticas, hasta diciembre de 2005.

Criterios de selección:

Se incluyeron ensayos clínicos aleatorios y estudios observacionales.

Recopilación y análisis de datos:

La medida de resultado primaria fue la mortalidad por todas las causas más el trasplante hepático. Las medidas de resultado secundarias fueron los síntomas clínicos, (p.ej., encefalopatía hepática, insuficiencia hepática fulminante), la hepatotoxicidad, los eventos adversos y la concentración plasmática de paracetamol. Se utilizaron los odds-ratios de Peto con intervalos de confianza (IC) del 95% para el análisis de los resultados. Se realizaron metanálisis de efectos aleatorios y fijos.

Resultados principales:

Se identificaron diez ensayos aleatorios de tamaño pequeño y calidad metodológica baja, un estudio cuasialeatorio y 48 estudios observacionales. No fue posible realizar los metanálisis pertinentes de los ensayos aleatorios que han abordado las medidas de resultado. El carbón activado, el lavado gástrico y la ipecacuana pueden reducir la absorción de paracetamol, pero el beneficio clínico es incierto. De las tres intervenciones, el carbón activado parece tener la mejor relación riesgo-beneficio. La N-acetilcisteína parece preferible al tratamiento de apoyo/placebo, el dimercaprol y la cisteamina, pero su superioridad con respecto a la metionina no está comprobada. No está claro cuál es el protocolo de tratamiento con N-acetilcisteína más eficaz. No hay pruebas sólidas que apoyen la realización de otras intervenciones para la sobredosis de paracetamol. La N-acetilcisteína puede reducir la mortalidad en los pacientes con insuficiencia hepática fulminante (OR de Peto 0,26; IC del 95%: 0,09 a 0,94; un ensayo). El trasplante hepático posee el potencial de salvar vidas en caso de insuficiencia hepática fulminante, pero es necesario mejorar los criterios de selección para el trasplante e informar el resultado a largo plazo.

Conclusiones de los revisores:

Los resultados de esta revisión destacan una escasez de ensayos aleatorios sobre intervenciones para la sobredosis de paracetamol. El carbón activado parece ser la mejor opción para reducir la absorción. Debe administrarse N-acetilcisteína a los pacientes con sobredosis, pero los criterios de selección son inciertos. No se han comprobado regímenes de N-acetilcisteína más eficaces que otros. Es difícil determinar cuándo se debe realizar un trasplante hepático, que puede salvar la vida de los pacientes con un pronóstico negativo.

Esta revisión debería citarse como: Brok J, Buckley N, Gluud C. Intervenciones para las sobredosis de paracetamol (acetaminofeno) (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, Issue . Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).



Éste es el resumen de una revisión Cochrane traducida. La Colaboración Cochrane prepara y actualiza estas revisiones sistemáticas. El texto completo de la revisión traducida se publica en La Biblioteca Cochrane Plus (ISSN 1745-9990).

El Centro Cochrane Iberoamericano traducen, Infoglobal Suport edita, y Update Software Ltd publica La Biblioteca Cochrane Plus.