De La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Todos los derechos están reservados.

Sulfato de magnesio para prevenir el nacimiento prematuro en la amenaza de trabajo de parto prematuro (Revisión Cochrane traducida)

Crowther CA, Hiller JE, Doyle LW

Leer el texto completo
Ver y/o enviar comentarios
Novedades en este número
Buscar los resúmenes
Visualizar lista alfabética de títulos

Fecha de la modificación significativa más reciente: 27 de agosto de 2002. Las revisiones Cochrane se revisan regularmente y se actualizan si es necesario.

RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

El sulfato de magnesio que se administra a las mujeres que entran en trabajo de parto demasiado temprano no evita que sus bebés nazcan demasiado precozmente y se asocia con un aumento en el riesgo de que el neonato muera

Incluso la postergación a corto plazo del nacimiento cuando el trabajo de parto empieza temprano (antes de las 37 semanas) puede ayudar a mejorar los resultados para los neonatos, ya que la mujer puede tomar esteroides para ayudar a desarrollar los pulmones del neonato en poco tiempo. El sulfato de magnesio es a uno de los fármacos que se usan para intentar detener las contracciones uterinas en las mujeres que entran en trabajo de parto demasiado pronto. La revisión de los ensayos no encontró que el sulfato de magnesio, administrado a mujeres que entran en trabajo demasiado pronto, reduzca el riesgo de que el neonato tenga un nacimiento prematuro o desarrolle problemas de salud graves. Un número mayor de neonatos murieron cuando las mujeres tomaron sulfato de magnesio.



RESUMEN

Antecedentes:

El sulfato de magnesio se usa para inhibir la actividad uterina en mujeres en trabajo de parto prematuro para prevenir el nacimiento prematuro.

Objectivos:

Evaluar la efectividad y la seguridad del tratamiento con sulfato de magnesio que se administra a las mujeres ante la amenaza de trabajo de parto prematuro con la intención de prevenir el nacimiento prematuro y sus secuelas.

Estrategia de búsqueda:

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (mayo 2002) y en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (The Cochrane Library, Número 2, 2002).

Criterios de selección:

Tipos de participantes: Mujeres que supuestamente están en trabajo de parto prematuro.

Tipos de intervenciones: Sulfato de magnesio como el único tocolítico, administrado por vía intravenosa u oral, en comparación con placebo, ningún tratamiento o tratamiento tocolítico alternativo.

Tipos de medidas de resultado: Medidas de efectividad, complicaciones, satisfacción de las mujeres con la atención y el uso de los servicios de salud.

Recopilación y análisis de datos:

Al menos dos de los revisores realizaron evaluaciones de elegibilidad del ensayo, calidad y extracciones de datos.

Resultados principales:

En los 23 ensayos que se incluyeron se reclutaron más de 2000 mujeres. Solamente nueve ensayos se calificaron como de alta calidad para el ocultamiento de la asignación. En el sulfato de magnesio versus control (todos los estudios) no se observaron diferencias para el riesgo de nacimiento dentro de las 48 horas del tratamiento para las mujeres que recibieron sulfato de magnesio en comparación con el grupo control al usar un modelo de efectos aleatorios (riesgo relativo (RR) 0,85; intervalo de confianza (IC) del 95%; 0,58 a 1,25; 11 ensayos, 881 mujeres). No se observó beneficio del sulfato de magnesio en el riesgo de parto prematuro (<37 semanas) o muy prematuro (<34 semanas). El riesgo de muerte (fetal y pediátrico) fue mayor para los neonatos expuestos al sulfato de magnesio (RR 2,82; IC del 95%; 1,20 a 6,62; siete ensayos, 727 neonatos). Se presentaron solamente dos muertes fetales, ambas en el grupo de sulfato de magnesio en un estudio. Los otros seis ensayos informaron que no hubieron muertes fetales. En los seis ensayos con datos no se demostraron diferencias para la mortalidad pediátrica total.

No se observó efecto beneficioso mediante el uso de sulfato de magnesio en el riesgo de otra morbilidad neonatal. En el seguimiento, se informó una reducción no significativa del riesgo de parálisis cerebral a los 18 meses de edad corregidos (RR 0,14; IC del 95%; 0,01 a 2,60; un ensayo, 99 niños).

Conclusiones de los revisores:

El sulfato de magnesio no es efectivo para retardar o prevenir el nacimiento prematuros, y su uso se asocia con un aumento de la mortalidad neonatal. Cualquier ensayo adicional debe ser de alta calidad, con una cantidad suficiente de participantes como para evaluar la morbilidad grave y la mortalidad, comparar diferentes regímenes de dosis y describir el estado del desarrollo neurológico del niño.

Esta revisión debería citarse como: Crowther CA, Hiller JE, Doyle LW. Sulfato de magnesio para prevenir el nacimiento prematuro en la amenaza de trabajo de parto prematuro (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, Issue . Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).



Éste es el resumen de una revisión Cochrane traducida. La Colaboración Cochrane prepara y actualiza estas revisiones sistemáticas. El texto completo de la revisión traducida se publica en La Biblioteca Cochrane Plus (ISSN 1745-9990).

El Centro Cochrane Iberoamericano traducen, Infoglobal Suport edita, y Update Software Ltd publica La Biblioteca Cochrane Plus.