[x]Cerrar ventana


Se desconoce el verdadero efecto de la vacuna antigripal administrada a ancianos sanos

Fecha de elaboración: 15/05/2012


Advertencia: Antes de utilizar esta respuesta en la práctica clínica debe tenerse en cuenta su fecha de elaboración. Puede que existan nuevas evidencias que modifiquen esta respuesta. Pregunta: ¿La vacuna antigripal es eficaz en los ancianos para prevenir muertes y complicaciones de la gripe?
Población Intervención ComparaciónOutcome
Mayores de 65 años sanos
viviendo en la comunidad
Vacuna
antigripal
No vacunación/
Placebo
- Mortalidad
- Complicaciones de
la gripe: neumonía,
descompensación de cardiopatía
- Efectos adversos
Tipo de pregunta: Tratamiento.
Tipo de estudio más apropiado: Ensayo clínico aleatorizado, Revisión sistemática de ensayos.
Fuentes de información utilizadas
Fuente de información Consultadas en esta pregunta Referencias clave que fundamentan la respuesta
Guías de práctica clínica SI NO
Clinical Evidence SI NO
UpTodate SI SI
Dynamed SI SI
Trip Database SI SI
Cochrane Library SI SI
Pre-evid SI NO
MBE Guipúzcoa SI NO
Evidence Based Review SI SI
Medline SI SI
Resumen de la evidencia El virus de la gripe tiene una gran capacidad de mutación. La eficacia de la vacuna antigripal depende en gran medida de la similitud en la composición de sus cepas respecto a las circulantes en esta temporada. 1 Por ello, cada año se adecúa la composición de la vacuna antigripal según las cepas circulantes en la temporada previa. Una revisión sistemática Cochrane 2 encuentra 75 estudios (9 ensayos, 49 de cohortes y 10 caso-control). Un ensayo pareció mostrar un efecto contra los síntomas de la gripe pero no tuvo poder estadístico suficiente para detectar cualquier efecto sobre las complicaciones (1.348 participantes). El resto eran estudios no aleatorizados con probables sesgos y baja calidad. Por ello, la interpretación de los resultados es difícil y no extraen conclusiones, pues pueden ser engañosas. Se debe realizar un ensayo aleatorizado controlado con placebo, de financiación pública y poder estadístico adecuado, que dure varias temporadas. Los resultados de un ensayo de estas características podrían cambiar las recomendaciones actuales relativas a la vacunación en este grupo de población. 1 He aquí algunos de los estudios de cohortes de gran tamaño que encuentran una asociación entre la vacunación antigripal y una reducción en las hospitalizaciones, neumonías, patología cardiovascular y mortalidad: • Un estudio de 18 cohortes que incluye 713.872 pacientes-temporadas de la población general, realizado en organizaciones de mantenimiento de la salud de EEUU entre 1990 y 2000, encuentra una reducción de las hospitalizaciones (0.6 por temporada frente al 0.7%) y de la mortalidad (1% frente al 1.6%). 3 • Un estudio que compara 100.242 ancianos vacunados con 159.385 no vacunados encuentra una reducción en hospitalizaciones por gripe (46%, NNT 453 por año), neumonía (29%; NNT 112) y neumonía neumocócica (36%; NNT 2.778), y en mortalidad (57%; NNT 51). 4 • Una cohorte de más de 140.000 ancianos seguida durante dos temporadas. La vacunación se asocia a una reducción estadísticamente significativa en hospitalización por cardiopatía (19% en ambas temporadas; NNT 329-376), por enfermedad cerebrovascular (16 y 23%; NNT 621 y 893) y por gripe o neumonía (32 y 29%; NNT 347 y 431), y mortalidad por cualquier causa (48 y 50%; NNT 95 y 118). 5 • Una cohorte de más de 25.000 ancianos en tres años. La vacunación se asocia con menos ingresos por cardiopatías y enfermedades respiratorias. 6 • Una cohorte poblacional de 26.071 ancianos holandeses. La vacunación se asocia a un descenso de la mortalidad por cualquier causa. 7 • En 6 cohortes de más de 20.000 ancianos seguidos por 147.551 personas-años. La vacunación se asocia a una reducción de las hospitalizaciones por neumonía (39%) y enfermedades respiratorias (32%), y muerte por cualquier causa (50%). 8 • Una cohorte de 24.535 personas de más de 75 años, en época de epidemia, muestra reducción en muertes por cualquier causa. 9
El perfil de seguridad de la vacuna parece aceptable: sus efectos secundarios frecuentes son leves y los graves son raros. La asociación fuerte y significativa encontrada para el síndrome de Guillain-Barre durante la temporada de 1976 a 1977 no se ha confirmado en las vacunas que ya no contienen la cepa A/New Jersey/76. 2

Respuesta
Se desconoce el efecto de la vacuna antigripal en ancianos sanos. La evidencia que avala el uso de la vacuna antigripal en los ancianos sanos procede de estudios observacionales, que tienen más riesgo de sesgos y pueden sobreestimar el efecto. Según estos estudios, la vacuna puede tener un efecto moderado para prevenir muertes y hospitalizaciones por complicaciones respiratorias y cardiovasculares. La vacuna parece segura. Es necesario realizar ensayos aleatorizados controlados con placebo, con financiación pública y poder estadístico adecuado, que duren varias temporadas. Grado de evidencia: 3
Clasificación de la evidencia utilizada para elaborar la respuesta
Tipo de estudio Grado Estudio
Revisión sistemática 1 1
Ensayo clínico 2
Cohortes, Casos-control 3 7
Consenso, Opinión experto 4 1
Guías G 0
Autores:
Ina Idarreta
Mikel Moreno: mikel.bakedano@gmail.com
Juanjo Sagarzazu: jjsagarzazu@gmail.com
Los autores de esta respuesta declaran la ausencia de conflictos de interés en relación con la realización del presente trabajo. Fecha de elaboración: 29 septiembre 2011

Bibliografía
  1. Fiore, AE; Shay, DK; Broder, K; et al. (2010) Prevention and control of seasonal influenza with vaccines: recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR Recommendations and Reports 59(RR-8), 1-62.
  2. Jefferson, T; Di Pietrantonj, C; Al-Ansary, LA; Ferroni, E; Torning, S; Thomas, RE. Vaccines for preventing influenza in the elderly. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Issue 2. Art. Nº: CD004876.
  3. Nichol, KL; Nordin, JD; Nelson, DB; Mullooly, JP; Hak, E. Effectiveness of influenza vaccine in the community-dwelling elderly. N Engl J Med. 2007 Oct 4;357(14):1373-81. PubMed PMID: 17914038.
  4. Christenson, B; Lundbergh, P; Hedlund, J; Ortqvist, A. Effects of a large-scale intervention with influenza and 23-valent pneumococcal vaccines in adults aged 65 years or older: a prospective study. Lancet. 2001 Mar 31;357(9261):1008-11. PubMed PMID: 11293594.
  5. Nichol, KL; Nordin, J; Mullooly, J; Lask, R; Fillbrandt, K; Iwane, M. Influenza vaccination and reduction in hospitalizations for cardiac disease and stroke among the elderly. N Engl J Med. 2003 Apr 3;348(14):1322-32. PubMed PMID: 12672859.
  6. Nichol, KL; Margolis, KL; Wuorenma, J; Von Sternberg, T. The efficacy and cost effectiveness of vaccination against influenza among elderly persons living in the community. N Engl J Med. 1994 Sep 22;331(12):778-84. PubMed PMID: 8065407.
  7. Voordouw, AC; Sturkenboom, MC; Dieleman, JP; Stijnen, T; Smith, DJ; van der Lei, J; Stricker, BH. Annual revaccination against influenza and mortality risk in community-dwelling elderly persons. JAMA. 2004 Nov 3;292(17):2089-95. PubMed PMID: 15523069.
  8. Nichol, KL; Wuorenma, J; von Sternberg, T. Benefits of influenza vaccination for low-intermediate-, and high-risk senior citizens. Arch Intern Med. 1998 Sep 14;158(16):1769-76. PubMed PMID: 9738606.
  9. Armstrong, BG; Mangtani, P; Fletcher, A; Kovats, S; McMichael, A; Pattenden, S; Wilkinson, P. Effect of influenza vaccination on excess deaths occurring during periods of high circulation of influenza: cohort study in elderly people. BMJ.2004 Sep 18;329(7467):660. Epub 2004 Aug 15. PubMed PMID: 15313884; PubMed Central PMCID: PMC517645.
     [x]Cerrar ventana      Imprimir