Profesionales    |   Pacientes  


Crisis de pánico o crisis de ansiedad

Inicio - Información y consejos
Volver Recargar Texto más grande Texto más pequeño Imprimir


Sobre FisterraSalud  |  FAQs
  
Actualizada el 25/05/2011

 Más...

 Opciones para la página
Disminuir tamaño de letra    Aumentar tamaño de letra  Tamaño de letra
 Imprimir
 Enviar a un amigo

--------------------------------

 Más en FisterraSalud

Información y consejos 

Dietas

Procedimientos 

Vacunas

--------------------------------

 Para saber más

Más información en...

--------------------------------

 Buscar en Internet

Buscar en MEDLINEplus
Buscar en otros sitios
 
Acerca de esta página
Elaborada por médicos con revisión posterior por colegas.
La información contenida en este folleto está basada en las Guías Clínicas de Fisterra y otras fuentes fiables.

Conflicto de intereses: Ninguno declarado.

Metodología de elaboración

 

Información para las personas con crisis de pánico,
crisis de ansiedad o crisis de angustia



¿Qué es y qué ocurre durante las crisis de pánico?

Las crisis de pánico afectan al 1,5-3,5% de la población general, son más frecuentes en mujeres y suelen comenzar en la adolescencia, aunque a veces debutan en personas de mayor edad.

Se manifiestan como episodios bruscos e inesperados, sin causa aparente, de miedo intenso a perder el control, o a que algo horrible va a suceder o incluso miedo a morir, acompañados de síntomas como: dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones, sudación, temblores, sensación de mareo e inestabilidad, hormigueo, nauseas y malestar abdominal.

Por lo general, las crisis duran entre 10 minutos y media hora. En casi todos los casos las personas que sufren un episodio sufrirán algunos más, ocasionando una gran limitación en el desarrollo de las actividades diarias debido a la ansiedad que causan y al miedo a padecer nuevos episodios y a sus implicaciones.


Otros temores

Muchas personas que lo padecen, presentan además múltiples y variados temores centrados fundamentalmente alrededor de tres aspectos: miedo a abandonar el hogar, miedo a quedarse solo o miedo a encontrarse lejos del hogar en situaciones en las que se sientan atrapados, molestos o indefensos, lo que se denomina AGORAFOBIA. Estas situaciones se evitan por miedo a que aparezca una crisis de angustia, lo que lleva a estas personas a limitar cada vez más sus actividades.

Su importancia

Los trastornos de pánico constituyen una enfermedad real e importante, que puede afectar seriamente a la vida de la persona que lo padece y que, aunque puede mejorar ocasionalmente, no suele desaparecer a menos que se reciba un tratamiento adecuado.


Tiene tratamiento específico

Esta enfermedad puede controlarse con un tratamiento específico. Una combinación de psicoterapia y medicamentos (existen varios eficaces) previene crisis posteriores y hace que estas sean cada vez menos frecuentes e intensas, consiguiendo buenos resultados en el 70-90% de las personas que padecen estos trastornos.

Su médico de familia es la persona indicada para valorar los posibles tratamientos, qué fármaco es el más conveniente, cuánto tiempo lo necesita y qué posibles efectos adversos pudiera causarle.

Para asegurar los mejores resultados terapéuticos es muy importante la constancia en el cumplimiento del tratamiento.

En ocasiones puede que su médico vea necesaria la derivación a otro especialista.


Estrategias para combatir el pánico
  1. Recuerda que aunque tus sentimientos son muy atemorizadores, no son peligrosos ni dañinos.
  2. Comprende que lo que estás experimentando es sólo una exageración de tus reacciones corporales normales ante el estrés.
  3. No luches contra tus sentimientos ni intentes alejarlos, cuanto menos te enfrentes a ellos menos intensos serán.
  4. No aumentes tu pánico pensando qué podría pasar.  Si te encuentras preguntándote ¿qué pasaría si?, contéstate ¡bueno, ya está, sólo es esto!.
  5. Permanece en el presente.  Date cuenta de lo que realmente te está pasando y oponlo a lo que piensas que podría pasar.
  6. Gradúa tu nivel de miedo desde 0 a 10 y mira si sube o baja. Verás que no permanece en altos niveles por más de unos segundos.
  7. Cuando te encuentres pensando qué te va a pasar cambia tu pensamiento y lleva a cabo alguna tarea como contar hacia atrás desde 100 de 3 en 3.
  8. Sé consciente de que cuando tu paras de añadir sentimientos de temor a tu situación, tu miedo comienza a ceder.
  9. Cuando el pánico llega, acéptalo.  Espera y dale tiempo a que pase sin salir corriendo.
  10. Siéntete orgulloso de ti mismo por tus progresos y piensa lo bien que vas a sentirte cuando lo superes esta vez.
  11. Intenta distraerte, ahora que el nerviosismo ha bajado, habla con alguien, da un paseo, etc.


¿Cómo pueden ayudarme la familia y amigos?

La familia y amigos son muy importantes. Unas recomendaciones específicas para ellos:
  • Intentar no trivializar sobre lo que está ocurriendo y hacer que la persona se sienta comprendida.
  • Escuchar sin ser críticos. Nunca presionarles.
  • Informarse sobre el tipo de tratamiento, acompañarle al Centro de Salud cuando sea necesario.
  • Compartir actividades que puedan ser agradables.
Para obtener más información:
viñeta

En FisterraSalud:

viñeta Información y consejos
viñeta

En otros sitios:

viñeta

MEDLINEplus: Trastorno de pánico

viñeta

Family Doctor: Neurosis de ansiedad: ataques de pánico y agorafobia

 
Autores:
Mª Rosario Martínez Matías (1)
Francisco Alonso Gómez (2)
Francisco Javier Rodríguez Alcalá (3)
Especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria.
(1) C. S. Villarrubia de los Ojos. Ciudad Real (España).
(2) C. S. de Daimiel 1. Ciudad Real (España).
(3) Director Médico. Hospital Provincial de Toledo (España).

Publicidad

Anuncios Google

 
 
Este artículo proporciona una visión general de este problema y puede no ser aplicable a todo el mundo.  Para averiguar si estos consejos pueden aplicarse a usted y para conseguir más información de este tema hable con su médico.

Esta página está protegida por los derechos de autor y no está permitido copiar y/o colocar la información en otra Web. Puede ser enlazada mediante links.

Tiene permiso para utilizar este material a nivel personal o con un objetivo educativo y sin ánimo de lucro. Solicite permiso por escrito si lo requiere para otros usos, incluidos usos electrónicos.

Arriba  

© Elsevier 2014

Acerca de: Sobre Fisterra  | Suscríbase: Acceso personal · Acceso instituciones · Prueba gratis  | Ayuda: FAQs  | Contáctenos: Atención al cliente Cláusula privacidad · Aviso legal
-