Profesionales    |   Pacientes  


Incontinencia urinaria: guía para cuidadores

Inicio - Información y consejos
Volver Recargar Texto más grande Texto más pequeño Imprimir


Sobre FisterraSalud  |  FAQs
  
Actualizada el 24/03/2010.

 Más...

 Opciones para la página
Disminuir tamaño de letra    Aumentar tamaño de letra  Tamaño de letra
 Imprimir HTML
 Imprimir PDF
 ¿Problemas con los PDF?
 Enviar a un amigo

--------------------------------

 Más en FisterraSalud

Información y consejos 

Dietas

Procedimientos 

Vacunas

--------------------------------

 Para saber más

Más información en...

--------------------------------

 Buscar en Internet

Buscar en MEDLINEplus
Buscar en otros sitios
 
Acerca de esta página
Elaborada por médicos con revisión posterior por colegas.
La información contenida en este folleto está basada en las Guías Clínicas de Fisterra y otras fuentes fiables.

Conflicto de intereses: Ninguno declarado.

Metodología de elaboración

 

Incontinencia urinaria: guía para cuidadores

 
¿Qué es la incontinencia urinaria?
Problema bastante común en personas mayores, la incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. Las causas son variables.

 

Aspectos a tener en cuenta en la elección y manejo de los absorbentes de incontinencia urinaria
Para conseguir el mejor uso posible de los pañales, además de elegirlos según la forma y tamaño más adecuados, es conveniente seguir unas pautas:
  • Revisarlos con frecuencia.
  • Cambiar el pañal cuando sea preciso, para eso los pañales están provistos de un indicador de humedad en la parte exterior que son unas bandas que cambian de claro a oscuro, a medida que se van saturando de  orina.
  • Comprobar en cada cambio que no hay enrojecimiento o irritación de la piel, y si  aparecen, es importante comunicarlo al  servicio médico.
  • Prevenir la formación de úlceras en el sacro, nalgas y órganos genitales, hidratando bien la piel diariamente, mediante cremas protectoras, y con una buena aportación de líquidos.
  • Mantener el paciente limpio y seco. Realizar una higiene adecuada de la zona del pañal. El contacto prolongado de la orina con la piel aumenta el riesgo de infecciones y favorece la irritación y la aparición de lesiones y úlceras.
  • Utilizar  un vestuario cómodo con ropas flojas y fáciles de abrir y manejar.
  • Controlar la eliminación de heces, en especial en pacientes con incontinencia fecal, utilizando pañales de menor absorción y realizar cambios más frecuentes.
  • Vigile el color y el olor de la orina. Si nota cambios que le llamen la atención, consulte con los servicios médicos.
  • Evitar largos períodos de inmovilidad, hacer cambios posturales frecuentes en el paciente encamado o sentado y, siempre que sea posible, animar a levantarse y andar.
  • Seguir las normas de colocación de los pañales para cada situación del paciente (encamado, sentado, deambulante...), evitando las dobleces y los desplazamientos.
¿Qué pasos tengo que seguir para realizar una higiene correcta en la zona del pañal de un paciente a mi cargo?
La higiene es muy importante. Limpie y seque bien la zona después de cada cambio, e hidrate correctamente la piel, tal y como se indica a continuación.

Higiene y lavado de genitales:

  • Antes de lavar, retire, si es necesario, los restos de residuos.
  • Utilizar agua a temperatura idónea.
  • Jabón neutro y esponja (que deberá sustituirla frecuentemente para evitar la proliferación de gérmenes).
  • Evitar corrientes de aire.
  • Proteger el paciente de posibles caídas.
  • Ofrecer la cuña o botella, antes de proceder al cambio de pañal.

En personas encamadas o en aquellas que no puedan mantenerse bien de pié, es preferible realizar el aseo en la cama, para evitar el riesgo de caídas.

 
Procedimiento de lavado en la mujer:
  1. Con la paciente acostada hacia arriba, flexionar las rodillas y separarle las piernas.
  2. Separar los labios vulvares con una mano y lavar con la otra, limpiando de delante hacia atrás. Enjuagar con agua abundante y secar bien siempre de delante hacia detrás.
  3. Colocar la paciente de lado y limpiar en un sólo movimiento la zona que va desde la vagina al ano. Enjuagar con agua abundante y secar suavemente siempre en la dirección señalada.
Procedimiento de lavado en el hombre:
  1. Con el paciente acostado hacia arriba, retirar la piel que cubre el glande para  lavarlo. Enjuagar con agua abundante, pero no secar.
  2. Devolver la piel a su posición para evitar posibles heridas o irritaciones en el glande.
  3. Limpiar por arriba y por los lados los testículos. Enjuagar con agua abundante y secar bien.
  4. Colocar el paciente de lado y limpiar la parte inferior de los testículos y la zona del ano. Enjuagar con agua abundante y secar bien.

Es necesario mantener una buena hidratación de la piel, para lo cual es necesaria una aportación adecuada de líquidos en la dieta y utilizar cremas o aceites hidratantes.

Limpie bien el material utilizado en el lavado antes de guardarlo.

 
¿Tengo que tener alguna precaución especial cuando cambio el pañal?
En cada cambio de pañal es conveniente seguir los siguientes pasos:
  • Lave las manos antes y después de cada cambio de pañal.
  • Retire el pañal por la parte posterior del cuerpo del usuario.
  • Si el paciente tiene problemas de movilidad, asegúrese de que tenga un punto de apoyo.
  • Si el paciente está en la silla de ruedas, es conveniente apoyar el respaldo contra la pared y frenarla para evitar que se desplace.
  • Realice una higiene adecuada de la zona del pañal.
  • Coloque el pañal por la parte de delante del cuerpo.
  • Asegúrese de que las costuras de las mallas que sujetan el pañal estén hacia fuera, así evitará que rocen o hagan presión sobre la piel.
¿Con que frecuencia debo cambiar el pañal?
Los productos actuales permiten espaciar los cambios de pañal manteniendo la piel seca. La frecuencia de cambio es variable, dependiendo del tipo de alimentación y de la cantidad de líquidos que se ingieran.

La mayoría de los pañales tienen un indicador de humedad. Se trata de una pequeña banda en la zona exterior que cambia de color cuando es preciso el cambio.

Si usa pañales elásticos, recuerde que las tiras adhesivas permiten abrirlos y cerrarlos repetidas veces. Eso posibilita que pueda orinar en el baño o en un recipiente adecuado, sin tener que cambiar el pañal.

 
COLOCACIÓN DEL PAÑAL SEGÚN LA POSTURA DEL PACIENTE Y DEL SISTEMA DE SUJECCIÓN
 
Pañal con elásticos: posición de pie

  • Colocar el pañal con la parte de los adhesivos en la parte dorsal, a la altura de la cintura.
  • Pasar el pañal entre las piernas.
  • Ajustarlo de forma que los elásticos queden en la entrepierna.
  • Despegar los adhesivos y fijarlos sobre la parte anterior.
  • Ajustar el pañal a la cintura.
Pañal con elásticos: posición acostado

  • Poner el paciente de lado.
  • Someter el pañal debajo de la cadera.
  • Colocar la parte posterior del pañal a la altura de la cintura.
  • Girar el paciente y colocarlo boca a arriba.
  • Meter el pañal entre las piernas.
  • Ajustar los elásticos a la entrepierna.
  • Despegar los adhesivos de la parte posterior y pegarlos sobre la parte anterior ajustándolos a la cintura.
Pañales con malla (anatómicos y rectangulares): posición de pie

  • Colocar la malla a la altura de las rodillas.
  • Pasar el pañal entre las piernas.
  • Abrir la parte posterior del pañal y fijarlo a las nalgas.
  • Subir la malla colocando primero la parte de atrás estirándola bien.
  • Estirar la parte de delante y subir bien la malla cubriendo el vientre.
Pañales con malla (anatómicos y rectangulares): posición acostado

  • Colocar la malla a la altura de las rodillas.
  • Con el paciente de lado, pasar el pañal entre las piernas.
  • Abrir la parte posterior del pañal y fijarlo sobre las nalgas.
  • Abrir la parte anterior, subir la malla y fijar el pañal con ella.
  • Ajustar bien todo el conjunto.
Pañales con malla (anatómicos y rectangulares): posición sentado o en silla de ruedas

  • Colocar la malla a la altura de las rodillas.
  • Meter el pañal entre las piernas, de delante hacia atrás, asegurarse de que la parte absorbente está colocada hacia arriba, en contacto con la piel.
  • Estirar la parte delantera y fijarla al vientre.
  • Subir la malla y cubrir la parte delantera.
  • Levantar el paciente.
  • Estirar la parte trasera tirando por lo alto de las nalgas y cubriendo con la malla.
  • Ajustar todo el conjunto.
Para obtener más información:
viñeta

En FisterraSalud:

viñeta Información y consejos
viñeta Incontinencia urinaria en la mujer: ejercicios
viñeta Incontinencia urinaria: guía para cuidadores
viñeta Absorbentes de incontinencia urinaria o mixta
viñeta Empapadores desechables (salvacamas)
viñeta Procedimientos diagnósticos y terapéuticos
viñeta Sonda urinaria
viñeta

En otros sitios:

viñeta

MEDLINEplus: Incontinencia urinaria

viñeta

MEDLINEplus Enciclopedia: Productos para la incontinencia urinaria

viñeta

MEDLINEplus Enciclopedia: Incontinencia

viñeta

Family Doctor: Incontinencia fecal

 
Autores: 
Equipo editorial de Fisterra.
Médicos especialistas en Medicina de Familia y en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Publicidad

Anuncios Google

 
 
Este artículo proporciona una visión general de este problema y puede no ser aplicable a todo el mundo.  Para averiguar si estos consejos pueden aplicarse a usted y para conseguir más información de este tema hable con su médico.

Esta página está protegida por los derechos de autor y no está permitido copiar y/o colocar la información en otra Web. Puede ser enlazada mediante links.

Tiene permiso para utilizar este material a nivel personal o con un objetivo educativo y sin ánimo de lucro. Solicite permiso por escrito si lo requiere para otros usos, incluidos usos electrónicos.

Arriba  

© Elsevier 2014

Acerca de: Sobre Fisterra  | Suscríbase: Acceso personal · Acceso instituciones · Prueba gratis  | Ayuda: FAQs  | Contáctenos: Atención al cliente Cláusula privacidad · Aviso legal
-